miércoles, 21 de mayo de 2014

La lupa


(El microrrelato que escribí para la Microquedada de Barberá del Vallés, el 17 de mayo de 2014, y el tuneo, con lupa incluida)


Junto a los papeles que había sobre la mesa, el detective encontró una gran lupa y una gorra de cazador. Además, el olor a tabaco de pipa era tan intenso que no le hubiese sorprendido la llegada del doctor Watson con sus elementales reflexiones. De hecho, le vendría muy bien un ayudante para averiguar quién lo había citado allí, con qué fin y, sobre todo, dónde estaban los ocupantes de las sillas vacías.

Curioseó detrás de cortinas y dentro de armarios antes de centrar su atención en los escritos. Tuvo que usar la lente para descifrar la minúscula letra, pero interrumpió la lectura cuando se dio cuenta de que todos los textos arrancaban con la misma frase: el sucesor de Sherlock Holmes inició su brillante carrera cuando resolvió el misterio de la Microqueda de Barberá del Vallés.       


8 comentarios:

  1. Muy bueno Luisa, me ha gustado mucho. Felicidades.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Luisa.

    Seguro que arrancaste mas de una sonrisa en la microquedada con ese simpático final.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfonso. Mi intención era hacer algo desenfadado, que estuviese relacionado con el encuentro (incluida la lupa del cartel promocional de la Microquedada) y que pudiese tunear con facilidad. Pero una vez allí y ante ese auditorio... intimida un poco. Besos

      Eliminar
  3. Doy fe de que arrancó más de una sonrisa con su lupa. Me encantó, compi. Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, mi compi de aventura microrrelatera! Qué maja. Muchas gracias. Un besiño.

      Eliminar
  4. Me gustó mucho tu micro, y estoy encantada de tenerlo en mi pequeña microbiblioteca particular, aunque tengo un par de mini investigadores que me roban la lupa casi cada día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. A ver si al final nace alguna vocación detectivesca...Me encantó conocerte, Nieves. Y Asturias, me chiflaaaaa. Besos.

    ResponderEliminar