lunes, 1 de febrero de 2016

El escenario del crimen

Luisa R. Novelúa

Subir de nuevo a la habitación, curiosear entre las fotografías enmarcadas, acariciar la ropa interior en el cajón de la cómoda, guardase en el bolsillo uno de sus pendientes. Había sido un error tras otro. No podía explicar por qué lo había hecho. Pero no se arrepentía. De eso, tampoco.

6 comentarios:

  1. Uyyy que triste llegar hasta ese momento.
    Muy bueno.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  2. Parece de un machismo recalcitrante: la quiero, la echo de menos, pero mis errores que los pague ella, aunque sea con su muerte.
    No sé si es eso lo que querías contar, pero es lo que he leído. ¿?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luisa, esa es una de las posibles lecturas. Mi intención era hacer una historia más abierta. La obsesión del protagonista por su víctima, la conociese o no. Machismo recalcitrante, por desgracia, aún está demasiado presente en nuestra sociedad. Un abrazo.

      Eliminar